El desagravio de los ficus en La Purísima| Antonio Hernández.


Imagen de plaza La Purísima, en Street View.Para Liz.

La plaza de La Purísima es uno de los espacios más agradables en Monterrey. En sus 8,300 metros cuadrados se dispone un andador central con forma de ovalo. Este se complementa con 3 senderos más que recorren el espacio a lo ancho, largo y perifericamente. Un espacio agradable para caminar o cualquier actividad equivalente.

Como la mayoría de sus plazas, uno de sus atractivos eran los árboles. Ya sea por el clima frío del pasado invierno o por una decisión apresurada, talando al menos 1850 metros cuadrados de zona arbolada esa característica propicia se ha perdido.

En su mayoría los árboles talados eran del genero Ficus. La percepción general es que los individuos de ese árbol no persistieron más allá del ultimo invierno, debido a sus congelantes temperaturas. Sin embargo, por varias calles del centro es posible advertir que muchos de ellos nuevamente tienen brotes verdes en las partes bajas de sus troncos. Señal de que no todos murieron con el frío. En muchos de los casos de árboles con brote no será posible definir si se estaba ante un caso de naturalización, donde los frondosos árboles se estaban recuperando de la afectación por frío, sin ninguna intervención humana.

Si los ficus de la Purísima estaban vivos, ya no sera posible saberlo. Fueron retirados de sus jardineras, quedando la plaza desnuda de un porcentaje importante de sus árboles. Algo parecido ocurrió en toda la zona metropolitana de Monterrey. Al pensar que estaban muertos, la decisión generalizada fue talarlos desde la base. Nunca se consideró el verde brillante que renacía de los troncos bajos.

Con el criterio de promover la siembra de árboles nativos la decisión de establecer de modo masivo miles de ficus fue errónea. En muy poco tiempo se perdió un porcentaje amplio de las áreas arboladas en nuestras ciudades. Al ser aloctonos no resistieron -en apariencia- las condiciones extremas del ambiente local.

El ayuntamiento de Monterrey pudo dilatar la retirada de los árboles helados, en la espera de confirmar si realmente habían muerto. Eran individuos de 15 o 20 años, con algún grado de adaptación a las condiciones ambientales locales. Los ficus que les brota follaje después de la helada es ejemplo de ello. Esa acción de posponer la tala se fortalece si consideramos que hasta hace unos días, y después de medio año, los árboles retirados no habían sido repuestos.

Las consecuencias prácticas de retirar los árboles, además del daño tenido en estos por frío, es la pérdida de una extensa zona urbana arbolada, que representa la cuarta parte total de la extensión de la Purísima. Los beneficios eran zonas sombreadas ideales para la recreación. Tal ventaja se ha perdido, y a lo largo de seis meses no se ha restituido. El perjuicio se evidencia graves con las altas temperaturas recientes. ¿Quién se anima a descansar en una banca de la Purísima sin la protección amortiguadora de la sombra de un árbol? Ya quisiéramos al menos la de un ficus.

Con el escenario vigente, lógicamente se debe reponer el arbolado retirado. Las especies deben ser nativas. Huizaches, mezquites, anacahuitas, o retamas, serían de los mejores ejemplos. Van a tono con los árboles que ya existen en la plaza (pinos y álamos). Son de crecimiento más lento, pero su permanencia a largo plazo esta garantizada.

Y si el ayuntamiento que representa el alcalde Larrazabal, con la tendencia a modificar plazas retirando su mayor riqueza representada por los árboles, sigue en la inacción, una esperanza puede ser Reacción Ciudadana.

Ya son varios días que se apropian positivamente de la plaza y sus espacios con fines de utilidad pública. No se necesita permiso para sembrar y sostener en el tiempo árboles dentro de un espacio de la comunidad.

Antonio Hernández.

t608138@gmail.com

Imagen de Plaza La Purísima, obtenida en Street View.

Imagen de Street View.

About these ads

~ por Antonio Hernández en 14 agosto, 2011.

4 comentarios to “El desagravio de los ficus en La Purísima| Antonio Hernández.”

  1. hola, te quería comentar que los ficus son plantas exóticas que de hecho actualmente su plantación es algo así como ilegal. Lo que pasa es que cada que hay un viento fuerte estos arboles son un gran riesgo igualmente después de fuertes fríos sus ramas caen y lastiman niños y viejesitos, destrozan carros y casas etc. . no me agrada la idea de talar arboles pero en este caso si se reemplazaran por una variedad regional seria un beneficio. Recordad que los ficus son tropicales, crecen deprisa pero caen con la misma rapidez y en monterrey se hicieron populares por que pueden darles formas y ademas son frondosos. Lo mejor seria nunca haber plantado esta clase de arboles, y si encino rojo o retama o algún frutal de la región.

    • Hola, Alex.

      El planteamiento que describes es un poco lo que quiero desestimar. SI bien es claro que reforestar con especies exóticas -como el ficus- tiene sus desventajas (algunas ya las dices con claridad), en la ciudad estamos llenos de otras especies de ese tipo, y las mismas se encuentran en diferentes grados aclimatadas a las condiciones locales.

      Son numerosos los árboles de ficus que se pensó habían muerto en la helada última, y resulta que no murieron, y por el contrario, reverdecen.

      Pensemos en si los ficus de la Purísima no se hubieran derribado, existe la posibilidad de que estuvieran vivos, o en recuperación. Ahora ni eso tenemos, porque la plaza esta desnuda de sus árboles. El punto aquí es que a pesar de ser exóticos, ya brindaban beneficios, a pesar de su condición de no ser nativos.

      Coincido contigo en el punto de que la situación ideal es que esos ficus nunca debieron de ser plantados. Igualmente que deben ser sustituidos por individuos nativos.

      El principal riesgo de un exótico es cuando se le siembra en un ecosistema natural, por ejm bosques o matorrales. Eso nunca debe hacerse. Si se siembra en una zona urbana, “pierde” un poco su característica de exótico, y se vuelve una especie doméstica más.

      Retomando el punto de los ficus. No debieron plantarse nunca, pero si ya están aclimatados a las condiciones locales, se debe buscar su permanencia, sobre todo si los que se tumban no son repuestos.

      Saludos, Alex.

      Toño.

  2. Siempre nos duele y debe doler cuando se cortan árboles, pero no podemos quedarnos en la tristeza , es mejor organizarse y ponerse a plantar…ahora, lo importante no es solo plantar sino que también cuidar y estar atentos “antes” de que corten los árboles.Con realción al ficus es un gran y hermoso árbol que gneralmente levanta banquetas por las características de sus raíces, se hiela, ocupa mucha agua. Es conveniente pensar en plantar árboles que NADIE tenga pretexto ni argumentos para cortar, hay que pensar en árboles nativos por el tema del agua y de las plagas que se puedan controlar biológicamanete; también hay que pensar en el espacio que ocuparán cuando sean adultos.
    saludos

    teresa

    • Hola, Teresa.

      Lo que señalas -plantar y cuidar lo sembrado- es una deficiencia en las acciones de reforestación. El seguimiento a lo sembrado es importante.

      Lo que busco hacer notar con el texto, es que después de 20 o 30 años de ser sembrados, los ficus se están naturalizando. Es decir, algunos individuos de esa especie no han requerido la atención de una persona para recuperarse. Se han naturalizado, y lo podemos ver en nuestras calles.

      Se helaron pero no murieron. Con seguridad resistirán heladas venideras. De exóticos están tornando en naturalizados. Hay una diferencia en ello.

      Los de la plaza no habían levantado banquetas, ni jardineras. Estaban en la desatención, y aún así sobrevivieron. Hasta que los talaron.

      Ni siquiera un nativo es libre de ser talado. Las plazas y calles de Monterrey son ejemplo de ello.

      A restituir lo talado… Eso sigue.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 320 seguidores

%d personas les gusta esto: