Hexentanz: “The Sabbath Comes Softly”|Antonio Hernández.

•23 marzo, 2014 • Dejar un comentario

Portada En el mercado Fundadores, por el centro de Monterrey, durante la primera mitad de la decáda del 2000, era posible conseguir material de diversos géneros musicales, la mayoría asociados con el rock. Mayormente era copia, pero también estaban algunos que ofrecían discos originales. Buenas cosas conseguí por esos tiempos.

Una persona, de quien solo recuerdo su nombre -Adrián- vendía música en onda “neo folk” o medieval, entre otros géneros parecidos (ahí conseguí un “LP” doble de “Death in June”). Eran mis primeros acercamientos a esta música, y recibía de buen modo las recomendaciones que me hacía el vendedor.

De entrada el título es sugerente: “The Sabbath Comes Softly”, de Hexentanz, formado por personas que coincidían en esta agrupación como un proyecto alternativo a otros igualmente interesantes. Son cuatro piezas, con títulos asociados al “Sabbath”, en donde de acuerdo al sitio en línea de la banda, corresponden a recreaciones de asuntos rituales relacionados con la conmemoración de esa fecha. Se hace referencia al uso de huesos humanos como parte de los instrumentos para la recreación de las piezas rituales.

 Al escucharlo se transcurre desde momentos que bajo una valoración profana, pueden verse como “satánicos” o de plenos aquelarres, hasta piezas que suenan como una clásica intepretación de música antigua.

Este disco fue digitalizado a partir de un vinilo sencillo de 7 pulgadas, que se reproduce a 33 revoluciones por minuto. Las piezas son interpretadas por Hexentanz (integrado por The Soil Bleeds Black y Psychonaut 75). Se trata de una edición limitada, de la cual ustedes escuchan una de las 500 piezas que fueron producidas para su distribución.

 El disco puede descargarse aquí: bit.ly/OM71mu

 La lista de composiciones es la siguiente:

Lado A:

01 – The Sabbath Comes Softly
02 – Charivari

Lado B.

03 – Osculum Infame
04 – Asmodeus Rise

Antonio Hernández.

t608138@gmail.com.

845018010 845018087

Cuarteto de Cuerdas de Marín|Antonio Hernández.

•23 febrero, 2014 • Dejar un comentario
Melodías del Recuerdo

Melodías del Recuerdo

Los recuerdos son de los tiempos de estudiante, cuando las visitas hacia esas regiones al norte cercano de Monterrey eran frecuentes. En el campus de Agronomía, o en los recorridos hacia una laguna en Zuazua, o ascensiones a la Sierra de Picachos y no se diga a las fiestas en la Hacienda San Pedro, de la Universidad Autonóma de Nuevo León. Por esos territorios está Marín, Nuevo León.

El disco “Melodías del Recuerdo”, del Cuarteto de Cuerdas de Marín, lo encontré en la discoteca de Federico Caballero, dentro del Mercado Juárez, en Monterrey. Lo ví dentro de cajas donde contenían los numerosos “LP” que aún tienen a la venta, muchos aún sin abrir la funda. Sin conocer el grupo, pero intuyendo que algo bueno podía contener, lo traje conmigo.

Polkas, chotises y huapangos norteños es lo que se escucha. Pero a diferencia de lo que puede esperarse, con una interpretación de acordeón y bajosexto, aquí solo hay instrumentos de cuerda, como puede advertirse en la portada del “LP”, sobresaliendo los sonidos del violín. La música de este conjunto me recuerda a la que tocaban los Montañeses del Álamo, con la coincidencia del violín y el contrabajo en su combinación.

Al estilo de otros conjuntos norteños de la época, utilizan para nombrar sus creaciones recorridos entre localidades de la geografía de la zona. “De Marín a Zuazua” es un ejemplo de ello.

Imaginemos una tarde de domingo, con el conjunto tocando en la plaza de amplios andadores en Marín. El grupo, vestido con toda la propiedad que correspondía a la ocasión, preparando sus interpretaciones, mientras platicaban con quienes acudían de paseo. Una buena imagen de la convivencia en el noreste de México, con la vida libre y apacible que ya no existe.

LADO A.
Las interpretaciones son estas:
1. Linda (schotiz).
2. La Filomena (huapango).
3. Lupita (polka).
4. Salón París (polka).
5. La Marcha Natalia.
LADO B.
6. No recuerdo (polka).
7. La 39 (polka).
8. El Descarrilamiento (polka).
9. De Marín a Zuazua (huapango).
10. Si no se brinca no se baila (schotiz).

Es un gusto escuchar este disco, al modo del amanecer norteño o en la fogata norteña. Para escuchar el disco completo, entren a esta dirección, donde es posible descargarlo: http://www.mediafire.com/download/30mnflkra6n64ib/Cuarteto_de_Cuerdas_de_Marín.zip

La reproducción del “LP” fué en una tornamesa Ion iLp, con un “Home Theater Panasonic”. Digitalizado con el programa Audacity, en sistema operativo Linux (software libre).

Antonio Hernández.
t608138@gmail.com

Inspiración Norteña**. Antonio Hernández.

•19 febrero, 2014 • Dejar un comentario

DSCF8490El primero disco que decidí pasar del vinil a un formato digital es el de Lalo García y su Conjunto. Sin nombre, pero tiene 11 interpretaciones de música norteña.

Típicas canciones del sur del Río Bravo, así dice la descripción en la funda del “LP”. En la misma hace referencia a un modo de antes, donde los conjuntos norteños hacían sus presentaciones en las radios de la época (en este caso, 1958). Para el conjunto de Lalo García dice que durante varios años lograron sostenerse en un programa diario en la XEFB, de Monterrey (que aún transmite en la ciudad).

La información del vinil tiene nombres de los integrantes del conjunto:
- Abelardo (Lalo) García: acordeón de botones.
- Alfonso Villagómez, bajo sexto.
- Rogelio Gutiérrez C.: saxófon melódico.
- Canuto Pérez H: Contrabajo.

Las interpretaciones que a mi entender son las más efectivas están, por ejemplo, “Una noche en Santa Rosa”, que me gusta desde el nombre, porque a fe mía hace referencia a la localidad en Apodaca, Nuevo León; adicional la combinación de instrumentos suena genial y perfectamente intercalada. En la misma grabación monoaural me gusta las interpretaciones donde destaca el saxofón de Rogelio Gutiérrez, como es el caso de la que se llama “Guadalupe”. La lista completa es así:

- La Zapateada.
- La Tlacuacha.
- El Mezquitón.
- Poquito de todo.
- El Barranquito.
- Una Noche en Santa Rosa.
- Guadalupe.
- El Guajolotito.
- El Caballito.
- El Aguacero.
- Los Tres Negritos.
- Carmelita.

DSCF8491En este disco los integrantes del conjunto son todas personalidades relevantes de la música norteña en su modo más tradicional. Esta el mismo Rogelio Gutiérrez, que además de su participación en el conjunto de Lalo García, el mismo tuvo su propio grupo (Rogelio Gutiérrez y su Conjunto), o el caso de Alfonso Villagómez (Poncho Villagómez y los Coyotes del Río Bravo).

En el libro Raíces de la música regional de Nuevo León, de Luis Martín Garza Gutiérrez, se cita a Lalo García. En el describe como los padres de los más distinguidos acordeonistas en Nuevo León fueron los primeros que existieron en el estado. Ahí dice que el papa de Abelardo (Lalo García) fue quien le enseño a tocar el instrumento.

Los archivos se encuentran en formato FLAC y pueden ser tocados con el reproductor VLC. La transferencia de los archivos de la tornamesa a la computadora fue con software libre, utilizando el programa Audacity.

Para descargar el disco, entrar aquí: http://www.mediafire.com/download/8kznr6t88o7fa64/Lalo_García_y_su_Conjunto.zip

Antonio Hernández
t608138@gmail.com

**El título de esta entrada viene de un disco de los Cadetes de Linares con ese nombre.

Testimonio de una madre sobre su hijo y sobrino desaparecidos

•13 diciembre, 2013 • Dejar un comentario

“Buenas noches. Soy Manuela Lumbreras Espino y estoy buscando a mi hijo Eduardo Napoléon Martínez Lumbreras y a mi sobrino Carlos Alberto Lumbreras Espino. El fue desaparecido el 19 de marzo de 2011, en la colonia Franchisco I. Madero.

Espero que alguién que lo haya visto, pueda denunciar. La denuncia es anónima. Y donde quiera que este mi hijo, quiero que sepa que lo estoy buscando.
¿Dónde están?”

Escucha el testimonio de la señora Manuela Lumbreras, aquí:

 

La vida en La Pastora | Antonio Hernández.

•28 julio, 2013 • 2 comentarios

El escenario que prevalece en La Pastora es deprimente y con degradación. Cualquier elemento que integra este espacio, sea natural o de infraestructura, presenta condiciones que de modo urgente y en grados diversos requiere procesos de restauración.

En dos elementos quiero hacer énfasis. Uno se trata de las decenas de sabinos que lucen muertos, o siendo precavidos, no presentan signos visibles de vida. Esta pérdida coincide con los trabajos que Agua y Drenaje de Monterrey ha realizado en el río La Silla para rehabilitar un tubo de drenaje que va paralelo a este cauce. El daño es irreparable en el largo plazo, porque se requieren décadas, sino es que cientos de años para volver a ver sabinos como los que han muerto. Los tiempos que comprenden nuestras vidas no serán suficientes para ver la vida en pleno restablecimiento en esa zona.

Del mismo modo, una consecuencia de la intensa perturbación a la que se encuentra sometida la zona de La Pastora es la presencia cada vez más visible de especies de plantas invasoras. El disturbio ocasionado por los trabajos de urbanización que se hacen en la zona ha dado paso al registro de Arundo donax (carrizo), la cual es una de las especies invasoras que mayores daños ha causado a nivel planetario. A esta se suman arbustos de ricino, que se encuentran a lo largo de las riberas del río. Estas dos plantas han desplazado otras especies que crecen a la orilla del río, como son los renuevos de los mismos sabinos, o de álamos y sauces.

Lo degradante corresponde al zoológico. La evolución social de la especie humana en algún momento ha de comprender el respeto de todas las formas de vida. Recluir especies de fauna en condiciones adversas para su correcto desarrollo, no es la forma ética para sensibilizar a las personas sobre la existencia e importancia de la biodiversidad.

En La Pastora se tienen en exhibición elefantes, primates, cérvidos, llamas o avestruces. Es real que los sentidos quedan sorprendidos ante la presencia de estos animales, pero luego de ver el escenario en el que se encuentran, se advierte que no están en condiciones dignas y adecuadas a sus características naturales.

Es fantástico observar un elefante en La Pastora, a las faldas del Cerro de la Silla. Seduce observarlo trasladarse y enjarrarse la piel con lodo. Luego se inclina sobre sus rodillas para, incomprensiblemente, permanecer durante minutos así. Todo esto ocurre en asfixiantes dos mil metros cuadrados, extensión que se vuelve insultante, si la comparamos con densidades en zonas silvestres de 12 elefantes en 10 kilómetros cuadrados. Es ofensivo tener un elefante en esas condiciones. La vida que tienen los elefantes en La Pastora, en un continente alejado a miles de kilómetros de su sitio de distribución natural, debiera ser más digna si realmente se buscaran fines educativos con su presencia en nuestra ciudad.

Las imágenes permanecen en la mente después de observar la fauna cautiva en La Pastora. Es real el efecto de sensibilización, por lo hermoso de los animales, pero también por lo degradante de su encierro.

Podemos impulsar que la educación ambiental permanezca, porque en nuestra ciudad hay variados ejemplos de fauna carismática. Los peces nativos y endémicos que Arcadio Valdés, investigador de la Universidad Autónoma de Nuevo León, por décadas ha conservado en su laboratorio, podrían tener mejor destino en La Pastora. En este sitio, todos los peces que en alguna época existieron en nuestros ríos y manantiales, pueden ser mantenidos o reproducirse, a la espera de mejores tiempos en los cuerpos de agua de nuestra ciudad.

Ese es un conocimiento que puede ser asequible a mayores segmentos de la población en un sitio público como La Pastora. A partir de ello la conciencia de los efectos del crecimiento inadecuado de la metrópoli debe ser real. Eduquemos a la población con ejemplo locales y reales, sin que ello implique que fauna de otro continente deba ser sometida a reclusión indigna y sin sentido.

Bosque Mágico.

Los rumores de una concesión de terreno en el Bosque La Pastora a favor de Bosque Mágico son públicos. Este eventual despojo coincide con los senderos cerrados que conducen al Bosque (antes abiertos y accesibles) y al centro de entretenimiento de la empresa regiomontana Multimedios. Una concesión a favor de una empresa no debe ser tolerada y permitida. Después de la imposición del estadio de Rayados en la zona, todos los espacios de La Pastora deben ser destinados para el disfrute común de la población.

Antonio Hernández.

t608138@gmail.com

Liz.

•21 julio, 2013 • Dejar un comentario
Liz. by la nave de los locos
Liz., a photo by la nave de los locos on Flickr.

Libélula.

•30 junio, 2013 • Dejar un comentario

Day

Night

Under the Moon…

My Love

For You

It’s True

906923_10151690482933777_597454785_o

para escuchar libélula, ir aquí:

 

para ver libélula, ir aquí:

 

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 319 seguidores