Lila


Lila -mi abuela- ha muerto y toda la familia estamos desorientados y con tristeza.

No hay amor como el de madre y Lila me brindo el suyo incondicional, la evocación es de un beso con abrazos o las pláticas en su rancho de La Norita, tantos momentos de la vida juntos, todos llenos de amor.

Te amamos Lila, hasta donde te encuentres, un beso con mi amor, de tu hijonieto predilecto.

Anuncios

~ por Antonio Hernández en 26 abril, 2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: