http://www.somosunoradio.org/?p=6787


s

Para Liz.

UNO.
El bosque de La Pastora es un ecosistema relicto, como un cántico de la lejana Tierra. Es una imagen viva de aquello que existía en la zona, previo al avance inexorable de la pequeña población a ciudad. Un bosque de sabinos y alamos, de nogales y encinos, con mucha agua de río. Chaparros prietos, chile del monte, palo blanco, barretas, mezquites o sauces. Por allá ardillas, en la noche murciélagos. Los conejos, tlacuaches y las culebras en el agua. A lo alto, lideres del cielo, los gavilanes, disputándoles las aguilillas. Inadvertidos pudieron estar los colibríes y carpinteros, el martín pescador volando al ras del agua en el río, también alguna garza desafanada de su entorno. La diversidad de la vida, sin mayores complicaciones.

Esa riqueza ha disminuido, al tiempo que los otros ejemplos de destrucción están vigentes. Como el caso de Sierra de la Silla, el horrible ejemplo de Sierra de las Mitras, río Santa Catarina, Sierra Madre, Huasteca, Loma Larga, arroyo Topo Chico, río Salinas y el ultimo de la lista, el bosque de La Pastora. Con todo hemos golpeado a las montañas y cauces de agua. Edificaciones, invasiones a ríos, vertimiento de nuestro excremento, tala de lo natural. La aniquilación paciente de la vida a cargo de lo humano es nuestra ciudad. El crecimiento del poblado, desapareciendo a ls companers de viaje por este mundo.  Somos la especie que crece y avanza tomando para si mas de lo que le corresponde, como quienes se alimentan de lo que no les toca. Alteramos el ciclo de vida y en ese camino seguimos empeñados. Hasta ahora nadie se nos ha ido con vida.

DOS.
Flora
, 52; mamíferos, 9; reptiles, 13; y aves, 85. 159 es el numero de la vida conocida en La Pastora, apenas en 200 hectáreas. Hay otro grupo solitario, autodefinido eucariota, vertebrado, mamífero, primate y Homo sapiens; el único que es posible encontrar en ese territorio. Un comité pequeño de esa especie, decidió tomar para si la posesión de la zona, porque quieren construir un estadio. El interés torcido de unos, contra el de muchísimos más, humanes y no humanes.

8 por 20 mide el espacio donde aceptablemente estamos 3 personas, o sea mi familia; en 200 hectáreas viven las poblaciones de 159 especies, apenas el territorio mínimo para la sobrevivencia. Si FEMSA, egoísta y arrebatadora, desaparece una parte de esas 200, a golpe de maquinaria esfuma 25 hectáreas de vegetación en posibilidad de rehabilitarse, 25 de ámbito hogareño para cientos de especies, el hábitat de 159 poblaciones. Disminuye el hogar de cientos de especies, destinadas a la desaparición. Esa es la extinción de especies, el despojo del patrimonio natural en posesión de toda la población.

No deberíamos aceptar ninguna disminución en nuestro patrimonio inmediato, es decir, la posesión de nuestra familia es inalterable y nadie la debe violentar. Cuando eso ocurre, la defensa es inmediata. Ese criterio es equivalente para el patrimonio de tods, que se debe respetar y mantener. Los bienes públicos no deben cederse a intereses privados, no en esta ocasión ni en ninguna más. No para la urbanización de uno los pocos espacios naturales en posesión de la ciudadanía. Nunca para someter a presión insoportable al bosque de La Pastora. Inaceptable que la posesión natural de la población se disminuya, para favorecer el negocio de la cerveza que busca FEMSA. El patrimonio representado por los bienes públicos, concepto materializado en el bosque de Guadalupe, esta amenazado por el gobierno responsable de su cuidado, ese que debiera procurar su conservación, y la reacción natural es la defensa.

Y TRES.
FEMSA debiera reaccionar porque las posibilidades de que nos robe el bosque están disminuyendo
. La empresa se asoció al poder público que actúa con deficiencia, mentira, torpeza y abuso. En cada iniciativa emblemática que el gobierno de Nuevo León ha realizado para despojarnos de áreas naturales protegidas, no ha podido sacar adelante su desvarío. FEMSA tiene el socio mas ineficiente que se pudo allegar.

Ningún resultado positivo se puede obtener del intento de construir el estadio de los Rayados en La Pastora, porque esa iniciativa resulta en el despojo de un bien público, la afectación de ecosistemas aislados con diversidad biológica importante, en la manipulación de la información que se le brinda a las personas, necesita de movilizaciones a favor de la obra inducidas artificialmente, y cualquier sinrazón más que se pueda añadir.

El gobierno de Nuevo León, ls congresistas locales, FEMSA y el club Rayados deben darse cuenta de su insensatez. Tienen a su alcance la posibilidad de rectificar lo mal actuado y no proseguir con el modelo de desarrollo urbano que es a costa del patrimonio natural de la ciudadanía. Lo natural y lógico cuando te equivocas es que desandes el camino errado. Cualquier cosa que no sea eso, es irresponsabilidad y ceguera. Lo mejor que puede hacer FEMSA es si hacer el estadio, pero en otro lado.

Antonio Hernández.
t608138@gmail.com
http://www.sialestadioperoenotrolado.org/

~ por Antonio Hernández en 27 diciembre, 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: