Un estadio en Cadereyta | Antonio Hernández.


.

Para Liz.

La síntesis para resistir la construcción del estadio de los Rayados en el área de La Pastora resulto profética, porque FEMSA le propuso a la SEMARNAT construir la obra en otro lado, y que lo manda a… ¡Cadereyta!. La ubicación del estadio en ese municipio fue un evento derivado del mal trabajo que en la gestión de los espacios públicos realizan el gobierno de Nuevo León y el congreso local. ¿Qué otro resultado podría tener un decreto de comodato a favor de la empresa aprobado a la medianoche, y repudiado por diversos sectores de la comunidad?

El ridículo al que esta expuesta la empresa es cortesía del Congreso local, y en particular de los defensores a ultranza de su “buen” trabajo legislativo, como los diputados Alfonso Robledo y Héctor Gutiérrez. Los legisladores tan satisfechos y confiados de su trabajo a favor de FEMSA, que ahora quedan exhibidos como incompetentes.

En el caso del panista aplica el conocido refrán que dice: “ Lo doctor no quita lo pendejo”. Ni tampoco lo incompetente. A ver como le cumple a la comunidad su escuelita deportiva, o la patrulla vigilante. Constituido el albiazul como el vocero y defensor de la postura panista a favor de la cesión gratuita del terreno a favor del estadio, con un poco de congruencia bien podría aceptar el error, para enseguida decir que aprobó y defendió en tribuna un decreto que en sus planteamientos fundamentales nunca analizó. Igual que el deben hacer todas las personas en el congreso. Que de algo sean útiles los doctorados, y no solo para el currículum.
El decreto a favor de FEMSA contiene las coordenadas de ubicación del predio cedido a FEMSA. Al ser definidos esos datos en un plano mediante software de sistemas de información geográfica, se ubica el predio al sur de la zona urbana del municipio de Cadereyta, en Nuevo León. Esas mismas coordenadas geográficas fueron integradas en la solicitud de autorización de la manifestación de impacto ambiental del Estadio Monterrey. Y de ahí todo se derrumbó para la empresa. Aunque la descripción de la ubicación del terreno corresponde a La Pastora, los datos de fondo ubican al mismo en Cadereyta.

No hay ningún dato duro que sustente la postura de FEMSA, el congreso, y el gobierno estatal, para decir que los datos que se tienen son certeros en la ubicación del predio del comodato en La Pastora. Lo que digan esos asociados es pura simulación para engañar a la comunidad, y en especial a la afición rayada, para decir que su trabajo esta bien hecho. Mentira, divertida mentira. Mientras más explican, más exhiben su ignorancia, y lo incapaces que son para el despojo.

No es la primera vez que en el Congreso fallan en sus iniciativas de agandalle. Ya con el Arco Vial Sureste, aprobado por la legislatura local previa, les fallaron también las coordenadas. Es de risa loca recordar como la salida del túnel que integraba esa obra la ubicaban en los límites de los municipios de Juárez y Guadalupe, y no en el sector de Los Cristales (Monterrey), como correspondía a los planteamientos de esa obra.

Nos chamaquearon”, fue la excusa de los panistas que originalmente votaron a favor del túnel. Luego de ese error devino la abrogación del proyecto abusivo. Es la misma historia en el decreto de La Pastora, solo que en esta ocasión, el Congreso se pone altivo y con sus ínfulas infalibles dice el decreto esta perfecto, y no hay más ruta que la nuestra. La misma arrogancia y vanidad es mostrada por FEMSA, donde con sus coordenadas “traducidas” quieren hacer ver que nada esta perdido, y que la justicia debe estar a su favor.
El decreto esta mal hecho, y el comodato no puede ser detentado por FEMSA. La empresa esta como al inicio, donbde su trámite fue desechado por no contar con el derecho de construir en los terrenos de La Pastora. Están con su proyecto integrado, pero el terreno que quieren pillar alejado de sus codiciosas manos. Que lo hagan en el éter.

Así no pueden hacer ningún trámite en la SEMARNAT. Que lo hagan, para que tengan su tercer desfiguro. Es mejor para ellos, y la comunidad, permanecer tercos en el error, que admitir que su iniciativa para el despojo les salió malita.


POSDATA.

El Arco Vial Sureste, suspendido temporalmente en el Congreso, esta por ser reactivado por los mismos legisladores. Bienvenidos a la pesadilla.

Antonio Hernández.

t608138@gmail.com

.

~ por Antonio Hernández en 22 marzo, 2011.

4 comentarios to “Un estadio en Cadereyta | Antonio Hernández.”

  1. OUCH!…. jajajaja.. epale con las pedradas jajajajajaja

    Saludos!

    yop

  2. jajja. Que onda, mi estimado. No pensé en ti al momento de escribir. Tu estas abierto a la crítica y discusión. Has respondido con argumentos, como es de esperarse.

  3. jajajaja, chin, al menos me hubiera gustado que pensaras en mi jajajaja… ya sabes que yo… (como dijo Juay de Rito) yo aguanto vara jajajajajajajajaja… un saludo mi estimado y adelante… ya ves había mejores cosas que las especies con las que se pretendia reforestar!!!

  4. Así es. Parece ser que ahí estaba la imprecisión. Hubiera sido un “golpazo” si se hubiera descubierto antes.
    Pues así están las cosas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: