El taller de bicicletas | Antonio Hernández


Para Liz.

Hoy visite a Luz, que tiene su taller en la colonia Niño Artillero, en Monterrey. Fui queriendo conocerlo y para dejarle un par de rines 28. Nos pusimos a platicar. Estuve dos horas escuchando hasta que llegaron por el dos de sus hijas.

Frases, anécdotas, personajes, historias, herramientas. Historias de una persona de 88 años de edad. Luego les cuento más. Por mientras solo una.

En el siglo pasado había un personaje que le decían “La Anacua”. Se dedicaba a reparar bicicletas y para ello tenía su taller. El servicio era como el de cualquier persona, pero a diferencia de otros, lo daba al aire libre bajo la sombra de una anacua. De ahí venía su apodo.

El personaje “La Anacua” llegaba por la mañana al árbol donde ofrecía sus servicios. Era en Guadalupe, Nuevo León, donde esta el panteón a la orilla del río Santa Catarina, en los límites con Monterrey.

En la anacua tenía amarrada con una cadena su caja de herramienta. Ahí quedaba sentado hasta que llegaba una persona buscando sus servicios de mecánico de bicicletas. Por la tarde terminaba sus actividades, y volvía a su casa en Monterrey.

Antonio Hernández.

t608138@gmail.com

~ por Antonio Hernández en 8 diciembre, 2011.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: