Asesinos de mineros en Coahuila | Antonio Hernández.


Los mineros en la Región Carbonífera de Coahuila acuden a desarrollar sus labores con la certeza de que la guadaña de la muerte esta sobre sus fragiles cuerpos como en ningun otro. También conocen a detalle el modo en que pueden morir en su trabajo: ahogados, quemados, aplastados, o envenenados hasta la medúla con el gas grisú.

Los empresarios del carbón, desde los más acomodados económicamente y técnicamente, hasta aquellos que desempeñan su trabajo de manera artesanal -ambos de manera criminal- también saben que su negocio tiene una base horrible de sangre y muertes que nunca será borrada.

Los mineros, en muchas de las ocasiones, solo tienen la alternativa de trabajar en el carbón. La Región Carbonífera, con una población significativa que reside en el campo, no tiene más opción que la mina, ante el trabajo en el campo árido que no alcanza para sobrevivir.

¿Que hay en el alma y la conciencia de los empresarios carboneros? ¿Por qué mandan a la muerte ineludible a los mineros? Hombres con alma de asesinos que ante la ganacia económica, nada les importa. La vida de los mineros es el costo que disponen asumir con tal de obtener el dinero ensangrentado.

La cadena de muerte es validada por los gobiernos en México. Decadas durante las cuales los mineros mueren bajo la tierra y las medidas para prevenir la horrible tragedia simplemente no existen, como tampoco la voluntad de las administraciones mexicanas para revertir la muerte establecida en las minas de carbón.

No se puede alegar ignorancia ante la responsabilidad ineludible de garantizar la vida de ese segmento de la población coahuilense depredada. Después de tantos años, las familias estan organizadas en la demanda irreprochable de garantizar la vida de los mineros durante el desempeño de su actividad. Ante eso el gobierno mexicano solo garantiza la impunidad y permanencia en las minas de las condiciones asesinas.

Los cuerpos de los mineros en Pasta de Conchos deben ser restituidos a las familias desposeidas en su integridad. Las personas responsables en todas las muertes -empresarios y gobernantes- tienen que responder por su acuerdo criminal tácito que garantiza que los mineros deban perder su vida en la mina.

El anhelo y exigencia es que los mineros no deban morir más por su trabajo en las minas de carbón.

Antonio Hernández

t608138@gmail.com

~ por Antonio Hernández en 27 julio, 2012.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: