Para la conservación del Río La Silla | Antonio Hernández.


La Comisión Nacional del Agua, agencia del gobierno federal con la misión de administrar y preservar los cuerpos de agua, es la responsable de que el río La Silla sea transformado en canal simple. De un ecosistema diverso a un canal donde fluyan el drenaje y las aguas solo cuando llueva.

Los trabajos que realizan en el río corresponden a una necesidad de darle mayor capacidad para el flujo de aguas ante una eventual creciente extraordinaria, como mecanismo de protección a la población. En sus evaluaciones, la CONAGUA estableció que los árboles en el río representan un obstáculo para el libre fluir del agua y por ende deben ser derribados.

Esto se contrapone ante el conocimiento donde se establece que toda vegetación nativa que crece en las riberas de los ríos mitiga los impactos de crecientes extraordinarias o inundaciones, filtra el agua bajo la superficie y evita el azolve de los ríos. Estas tres circunstancias son las que busca lograr la CNA con sus trabajos, de manera eventualmente errónea. La vegetación cumple con los objetivos buscados por la CNA. ¿Por qué derribarlos?

CONAGUA trabaja en el río con la visión de hacerlo en una tubería. Como en un caño que esta lleno de tierra y obstáculos al que solo hace falta limpiar para que funcione bien. Una realidad es que el río corresponde a una diversidad de ecosistemas que contienen riqueza de especies, suelo, agua y paisaje. Muchos elementos naturales que debieron ser considerados previo al inicio de cualquier trabajo. No podemos centrarnos exclusivamente en el aspecto hidráulico del río, cuando su contexto es inmensamente diverso.

El Delegado de la CNA en Nuevo León, durante reuniones de trabajo expresó estar atento a señalamientos que advertían un daño ambiental significativo asociado a los trabajos que realiza. Públicamente ofreció modificar métodos de trabajo, de acuerdo a observaciones y propuestas recibidas por especialistas. Nada de eso ha cumplido, porque estos no han tenido ninguna modificación en su realización.

La organización Reforestación Extrema, involucrada de manera directa en los trabajos, es quien señala a trabajadores cuales árboles deben permanecer o ser derribados. La experiencia positiva acumulada por la asociación no es la indicada para evaluaciones en campo o espacios naturales, que requieren conocimientos en las áreas de botánica, ecología o hidrología. Su presidente no cuenta con esos conocimientos y ha tenido actuaciones erróneas. La más reciente corresponde a la validación para la tala de 9 sabinos, especie nativa representativa del río La Silla, los cuales fueron derribados, a pesar de su innegable función en la dinámica hidrológica del río. No es su papel tomar ese tipo de decisiones ni cuenta con la preparación adecuada para ello.

Es necesario que de forma inmediata la Comisión Nacional del Agua suspenda los trabajos que realiza en el río La Silla, en particular los que comprenden la remoción de cubiertas vegetales integradas por especies nativas como álamos, alamillos y sabinos. Tal fue el ofrecimiento de su Delegado, a lo cual solo resta honrar la palabra y el compromiso inherente de realizar su trabajo de manera responsable y con beneficio a la comunidad.

La reanudación de los mismos debe corresponder a una evaluación técnica, donde se incluya el componente ambiental en los trabajos que se realizan en el río La Silla, ausente en los tiempos vigentes.

Antonio Hernández.

t608138@gmail.com

~ por Antonio Hernández en 28 noviembre, 2012.

5 comentarios to “Para la conservación del Río La Silla | Antonio Hernández.”

  1. Es una ceguera increíble.

  2. Las declaraciones del BIOLOGO ANTONIO HERNANDEZ son falsas, calumniosas, irresponables, equivocadas y ofenden el trabajo de muchas personas y organizaciones que han demostrado tener un genuino interés por la consevación de nuestro medio ambiente.

    REFORESTACIÓN EXTREMA, A.C., NO ES RESPONSABLE DE ESTOS DERRIBOS Y NO ESTÁ INVOLUCRADA EN ESTOS TRABAJOS. RE ha promovido un espacio de discusión pública en la que se ha invitado a especialistas de la UANL, UDEM e ITESM junto con autoridades estatales, federales y municipales con la finalidad de integrar una estrategia de largo plazo para la conservación del Rio La Silla y la salvaguarda del árbolado nativo de este importane ecosistema. REFORESTACIÓN EXTREMA, A.C. a acompañado en trabajo de campo a especialistas y académicos para determinar y acotar los alcances del proyectos original de la CONAGUA durante los FOROS DEL RIO LA SILLA, con la finalidad de evitar a toda costa el derribo de Sabinos que están en perfecto estado de salud y donde NO SE JUSTIFICA SU DERRIBO. REFORESTACIÓN EXTREMA, logró en semanas recientes evitar el derribo de sabinos que estaban marcados para su derribo después de pedir a la CONAGUA que se tomaran en cuenta las opinones de expertos en el tema, no la opinión de REFORESTACIÓN EXTREMA.

    A Antonio Hernandez se le invitó y esta copiado en los correos colectivos de todos los asistentes de los Foros del Río La Silla, se le dio un espacio para exponer su punto de vista en la reunión en el Congreso del Estado durante el SEGUNDO FORO DEL RIO LA SILLA y no presentó su ponencia ni entregó materiales. Está enterado de todas la dinámicas de discusión y los recorridos que han realizado autoridades, especialistas y académicos. No lo hemos visto participar activamente en los trabajos. Sabe muy bien por su condición de biólogo que los sabinos derribados el dia de ayer y hoy son arboles muertos o en franca decadencia fisiològica. Debe estar informado que algunos sabinos de la cuenca baja que estàn muertos fueron dejados en el sitio a petición de una comunidad de observadores de aves, por se centros de anidación. El dia de la publicación de este texto, RE hizo un recorrido para verificar que se hayan derribado EXCLUSIVAMENTE los árboles muertos y se hizo la petición a la CONAGUA de respetar algunos otros que a pesar de estar en medio del cauce y que pueden representar riesgos, sean respetados a cambio de modificar el corte de desazolve.

    Es importante aclarar que un porcentaje alto de arbolado principalmente sabinos, fueron afectados de el arrastre de piedras y material sólido producto de los desmontes realizados por los desarrolladores de la cuenca alta del Río la Silla, no necesariamente por los trabajos de la CONAGUA, que sin duda están afectando al rìo y lo van a afectar, pero eso no explica todo el impacto a este ecosistema.

    La CONAGUA invitó a RE a participar en un programa de reforestación con la finalidad de compensar el arbolado que se iba a derribar, y RE lejos de participar convocó a especialistas para entender la problematica completa. Se argumentó que ninguna reforestación por más intensiva que fuera, JAMAS IBA A COMPENSAR LA PERDIDA DE SABINOS DE MAS DE 400 AÑOS DE EDAD. Por esta razón abrimos el espacio para la discusión pública y que CONAGUA Y LAS AUTORIDADES INVOLUCRADAS comprendieran las terribles implicaciones ambientales que tenía seguir con el proyecto como originalmente estaba presentado. Un gran logro de la comunidad de especialistas y académicos, junto con la sociedad civil.

    Las fotografias que muestra Antonio Hernandez en su artículo, son derribos de sabinos que fueron catalogados en los estudios fitosanitarios realizados por especialistas de la UANL, como arbolado muerto o en franca decadencia. El criterio para derribarlos y que fue comunicado por la CONAGUA, es que si no se derriban ahora, en una futura tormenta pueden caer, generar represas y poner en riesgo la vida de las familias que viven cerca del río y que por la mala gestión de este cauce, ahora están en el área de inundación. Lo que tendenciosamente afirma Antonio Hernandez obedece a una entendida impontencia y frustación de ver este ecosistema tan afectado no solo por el proceso del desazolve, sino por muchos años de mala gestión por parte de autoridades municipales que han tolerado y autorizado una urbanización destructora de la cuenca alta que provoca que ahora el río la silla, tenga que conducir más agua de la que tiene capacidad, esta es una de las razones por las cuales muchos sabinos y árboles fueron afectados. Es importante mencionar que los derribos ocurridos en la colonia Villa las Fuentes, fueron de árboles que los vecinos plantaron una vez que equivocadamente se autorizaron rellenos del cauce del Río la Silla por parte de pasadas administraciones municipales en Monterrey, con la finalidad de hacer parques, instalar escuelas y vitapistas.

    Vamos a pedirle a Antonio Hernandez que desmienta sus calumniosas afirmaciones porque no solamente dañan la imagen de una asociación que junto con otras respetadas organizaciones civiles integradas por especialistas hidrólogos, biólogos y ecólogos, hemos estado luchando para garantizar la conservación de este importante ecosistema, no se dañe aún más y que en un futuro se provoque su canalización como sí sucedió con el canal del topochico, y que si no actuamos ahora por la defensa de los ríos de esta ciudad, tendrán el mismo destino los rios y sus sabinos como los del Pesquería, El Arroyo Elizondo, el arroyo la chueca y tantos otros que ahora están en riesgo.

    Lo dicho por Antonio Hernandez, divide, malinforma y polariza y ya de por sí destruído ánimo de una comunidad que día con día ve que su medio ambiente es destruído por la desobediencia y falta de un marco juridico que regule la especulación de la tierra a costa de destruír nuestros ecosistemas.

    El tema del Río la Silla y su conservación requiere de una comunidad decidida a actuar ahora que todavía tenemos tiempo para trabajar en un proyecto de rescate que provoque la rehabilitación de un ecosistema en condiciones silvestres.

    • No debieras sentirte calumniado, porque lo descrito no alude a la importancia y trascendencia del trabajo que Reforestación Extrema realiza, el cual valoro como positivo en el texto. El punto es la actuación de la organización en la gestión que se hace en el río La Silla, y en particular, el caso de los 8 sabinos derribados entre antier y ayer.
      El día que Reforestación Extrema, en la representación de su presidente -Cosijoopi Montero- dijo estar para advertir que solo se derribaran árboles muertos en un punto especifico del río, la brigada de trabajo en la zona de Contry estaba la espera de la llegada del personal de esa organización para recibir instrucciones.
      Cuando me presento en esa zona, trabajadores impacientes me inquieren a mi junto a una compañera, sobre si pertenecíamos a RE. Al negarlo y cuestionar el porque de la espera, la respuesta fue en torno a una urgencia de proseguir con la tala de árboles, y no podían continuar porque estaban a la espera de RE para recibir indicaciones. Esto mismo fue reiterado por el responsable de las obras asociado a la Conagua.
      Horas después Cosijoopi Montero arriba a la zona para grabar entrevistas en video, dialoga con personal de la CNA y brigadas, y enseguida se dirige conmigo. Luego del dialogo de Cosijoopi con trabajadores, y después de su partida de la zona, fue derribado un sabino.
      Previo a ello, Cosijoopi y yo empezamos un dialogo sobre los más de 10 sabinos en la zona, y el destino de la mayoría de ellos, donde serían derribados. Con toda claridad, en nuestro dialogo el estableció que los árboles debían ser derribados, por estar “en medio del cauce”. “No pudimos salvarlos cuando los valoramos en campo”, expreso. Seguido de ello vino una discusión en la que dije a Cosijoopi mi valoración sobre lo erróneo de sus dichos, y la necesidad de parar el derribo de los sabinos hasta una nueva evaluación. El solo estableció que los sabinos debían ser derribados. El dialogo no prosiguió, y si se suscito la tala de sabinos.
      Los sabinos no fueron talados hasta después de la llegada de Cosijoopi Montero a la zona. Previo los trabajadores habían evitado tumbar árboles hasta no contar con la instrucción del presidente de RE. Luego de la partida de C. Montero de la zona, inició la tala de individuos.
      Del total de sabinos en la zona, solo tres mostraban falta de vigor que evidenciaba la eventual muerte de individuos. Es falso lo que afirma RE sobre la muerte del resto de los sabinos. Con el profesor de la FCB que estuvo en la zona, con claridad se estableció que varios estaban vivos y susceptibles de evitar ser talados. Ello se confirma al advertir las zonas de crecimiento expuestas luego de la tala. Estaban vivos.
      Es discutible decir que los sabinos estaban “en medio”. Afirmar eso implica un desconocimiento de la dinámica de los cauces de ríos. Eso que RE llama “estar enmedio”, también puede corresponder a una isla que otorga a los ríos sus cauces de modo trenzado o a una modificación severa de las condiciones de las riberas. En evaluación simplista y mecánica, Cosijoopi valida el criterio de la CNA que define los sabinos como un tapón que obstaculiza. Por ello se entiende que los vean como una barrera.
      RE describe sin sustento cuando afirma que los sabinos (8) derribados estaban en franca decadencia fisiológica. No se puede aventurar tal conclusión con la simple experiencia en campo como lo afirma Cosijoopi. Un estudio para establecer condiciones en la fisiología de individuos de sabino no fue realizado. Lo que si es visible es que eran individuos con buen estado de conservación, que recientemente habían tenido floración y frutos, además de presentar follaje difuso por ser caducifolios. Estas condiciones que describo no representan una decadencia fisiológica.
      El día de la publicación de mi texto, durante el intercambio con el responsable de la Conagua en el sitio, Cosijoopi no verificó nada, solo validó el derribo. Tan es así, que durante el tiempo que fueron derribados los árboles, nunca estuvo presente. Personalmente tomé las imágenes de la tala, y puedo decir que Cosijoopi no estaba en la zona. Pongo en duda su dicho de que estuvo en la zona vigilando que solo se derribarán árboles muertos (asunto discutible también, porque la vegetación muerta tiene función relevante en un ecosistema)
      Que los foros hayan sido un gran logro debe estar a discusión. Inmediatamente después de la tercera reunión inició el derribo de los árboles. Sin duda, los acuerdos tenidos simplemente fueron ignorados. Ello contrasta con el ánimo triunfalista de Cosijoopi.
      Días después fueron tumbados sabinos vivos. Durante 8 semanas buscaron desecar el manto acuífero en Villa Las Fuentes, sin lograrlo ¿Quien puede congratularse de esos resultados? Parece que solo Reforestación Extrema.
      Mis fotografías no corresponden a individuos decadentes. Que RE lo quiera establecer solo con su dicho y refiriendo a académicos no define nada. Las valoraciones en campo mostraban árboles con follaje, que en semanas previas habían tenido flor y fruto. Eso no corresponde a una decadencia.
      Retomando el punto de las reuniones, en estas se estableció que la vegetación nativa no es un obstáculo. Por el contrario, brinda servicios ecosistémicos como la protección contra inundaciones. Tan claro que es el hecho. Comparen esta información con lo que dice RE, quien hace suyo el criterio de la CNA, que valora los árboles como obstáculos y concluyan.
      Lo dicho en el texto tiene sustento. No describe calumnias o afirmaciones falsas. Así he buscado establecerlo en mi comunicación, evitando también exabruptos adjetivaciones innecesarias.

  3. Es lamentable la destrucción de la infraestructura verde, que retiene suelo e infiltra agua hacia los acuíferos subterráneos, disminuyendo el riego de inundaciones y protegiendo a las personas. Lamentable que no se comprenda. Las raíces de estos árboles probablemente sean muy profundas y fuertes. Deben haber resistidos muchos huracanes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: