La degradación vigente en el río La Silla | Antonio Hernández.


521846_520533557982280_1101917608_n

Al paso del tiempo, los efectos adversos en los ecosistemas del río La Silla a consecuencia de los trabajos para el desazolve y rehabilitación de ese cauce, se mantienen vigentes. Durante varios meses se desarrollaron las acciones referidas, en las cuales se removieron numerosos árboles nativos, se desecaron mantos acuíferos, y se removieron cantidades significativas de suelo y rocas.

Los trabajos descritos formaban parte de las acciones desarrolladas para proteger a la población residente en las área aledañas a las riberas del río, ante eventuales inundaciones que ocasionaran riesgos a la integridad de las personas.

Luego de tres meses de la aparente conclusión, las consecuencias de las obras se advierten notoriamente. El contraste entre las zonas del río, en donde no fue removida la vegetación nativa, y los movimientos de suelo fueron breves, las condiciones naturales del río, a pesar de las condiciones de perturbación que se tienen (erosión, plantas invasoras, descargas), presenta caracaterísticas naturales que pueden ser evaluadas como aceptables.

En un punto ubicado en la parte alta del río, hasta antes de su límite con la colonia Condesa, de Monterrey, se observan largos tramos de bosque de galería, formado por sabinos, álamos y sauces, que presentan aspecto sano, follaje verde, y agua clara fluyendo. Se advierte el río en condiciones aceptables, si se considera el entorno urbano por el cual transcurre.

El escenario deseable se transforma en uno de pura degradación, coincidente con la zona donde las agencias de gobierno desarrollaron los trabajos para el desazolve y demás actividades. Donde fue removida la vegetación y retirado el suelo, lo que se observa de ninguna modo corresponde a un río, y más bien parece tratarse de un canal al cual solo falta recubrirlo con cemento para concluir el trabajo del rebajamiento del río La Silla. En los tramos de este, donde trabajaron las agencias federales y estatales, el cauce sencillamente desapareció, dando espacio a un canal amplio y simple, carente de elementos naturales relevantes, destinado al transporte de cualquier fluido, incluido cualquiera que no sea agua.

547522_520533561315613_979524516_n

Ya se tiene un reconocimiento claro por parte de los ayuntamientos de Guadalupe, Monterrey y Juárez, en el cual aceptan que los trabajos para el desazolve y rehabilitación de tuberías dañaron al río La Silla (http://bit.ly/YBo8ta). Igualmente la Comisión Nacional del Agua, en un inicio renuente para reconocerlo, ante la información planteada por académicos-as de dos de las principales universidades locales, terminaron por reconocer el componente nocivo de sus trabajos.

Ante la organización inicial de los ayuntamientos de la zona metropolitana por donde cruza el río La Silla, para planificar e implementar la gestión de las “aguas pluviales” del cauce (http://bit.ly/YBo8ta), debe seguir la acción de la Comisión Nacional del Agua, en la que debe proceder con los trabajos de restauración de los ecosistemas ribereños eliminados durante los trabajos que la misma desarrolló durante meses (además de los efectos de la urbanización).

La temporal protección de la población residente en las riberas del río La Silla es el resultado que la Comisión puede presumir. Junto a ello, queda evidente la destrucción de las condiciones naturales más relevantes de este cuerpo de agua, tornándolo en un canal, el cual carece de cualquier función atribuible a los ecosistemas (filtración de agua al subsuelo, refugio de vida silvestre, protección de inundaciones).

DSCF2737

En esos aspectos queda centrada la participación de la Comisión Nacional del Agua, quien es la principal responsable, y la agencia de gobierno que posee las capacidades para implementar las condiciones naturales deseables del río La Silla, destruidas en el contexto de los trabajos para el desazolve.

Antonio Hernández.

t608138@gmail.com

 

~ por Antonio Hernández en 6 abril, 2013.

Una respuesta to “La degradación vigente en el río La Silla | Antonio Hernández.”

  1. Hola Antonio. Quiere decir esto que la CNA ya no continuará con los trabajos más al sur o oriente del río?
    Saludos. Efrén

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: