Taller de Bicicletas El Rayo | Antonio Hernández.


Taller de bicicletas "El Rayo". Fotografía de Luis Gómez.

Taller de bicicletas “El Rayo”. Fotografía de Luis Gómez.

En los círculos de ciclismo urbano, originados luego del surgimiento de la organización Pueblo Bicicletero, es muy conocido el taller de bicicletas El Rayo. Ahí repara los vehículos Raúl Hernández, o Don Rayo, como le nombran muchas personas. Conduciendo una bicicleta Turismo de rodado 28 (marca Hércules), es una persona muy notable del rumbo, en la colonia Independencia, de Monterrey. Estando con el en su taller, no transcurre demasiado tiempo, sin que alguien lo salude al pasar.

Con Raúl Hernández esta Manuel Rodríguez, y de esa presencia se entiende el origen de uno de los talleres de bicicletas con mayor tradición en Monterrey. Ambos han sido amigos durante todas sus vidas. Dice Don Manuel acerca de Don Raúl: “Peor que si fuera mi amigo, es más que mi hermano”.

Manuel es originario de Zacatecas, en Fresnillo. En la década de 1920, su papá migró hacia el centro geográfico de México. En Aguascalientes desempeñó varios trabajos, y de manera circunstancial le tocó cuidar un taller de bicicletas, y ahí es el antecedente primero de una de las historias más interesantes de la bicicleta en Monterrey, que por cierto, concluirá cuando Don Raúl deje el taller, ya que nadie más ha mostrado interés por proseguir con ese trabajo.

La familia de Don Manuel, con una escala en Torreón, llegaron a vivir a Monterrey en la década de 1940. Se asentaron en la colonia Independencia, como muchas personas que migraban a Monterrey. Julián Rodríguez comenzó a trabajar en un alquiler de bicicletas, ubicado en las calles de Veracruz y 16 de septiembre, de la referida colonia. Con poco tiempo en ese trabajo, lo que siguió fue que tuvo la iniciativa de tener su propio sitio para reparar y armar bicicletas, y este es el inicio del Taller El Rayo.

El Rayo surge de modo espontáneo. Ya establecido el taller, pero sin un nombre como referencia, Julián busca los servicios de un rotulista. En una puerta de madera, que había sido de una cantina, empezó su trabajo. Al pensar sobre el nombre más conveniente, este sugiere “El Rayo”. Don Manuel refiere los diálogos:

¡Píntale una bicicleta!... ¿y cómo le ponemos?... ¡Pues algo de bicicletas!...¿un rayo? ¡Pues un rayo, si!...” Así quedando el nombre del taller.

Don Manuel marca una diferencia en el modo de trabajar a través del tiempo. Antes la mecánica era usando las mismas piezas de la bicicleta, con la reutilización de las mismas, contrario al tiempo vigente, donde simplemente se sustituyen por otras.

El refiere tiempos difíciles en el inicio del taller. La historia donde un ciclista buscando servicio mecánico, decide pasar de largo ante el nuevo taller, ante la desconfianza que generaba la novedad, es un ejemplo de los complicados inicios.

Don Manuel ya no trabaja en el taller, sino que atiende como pasatiempo una maderería, también en la colonia Independencia. Cuando la familia de Don Rayo, migrando de San Luis Potosí llegando a Monterrey, empiezan a vivir en la cercanía de la casa de Don Manuel. Esté último conoce a Raúl desde su nacimiento, y ahí empezó la amistad de ambos personajes.

Don Rayo es quien atiende el taller ahora. Pienso que es uno de los mejores mecánicos de la ciudad, además de un conocedor al detalle, como pocas personas, del funcionamiento de las bicicletas. A los 12 años, su mamá lo llevó al taller de bicicletas, buscando que aprendiera un modo de trabajar, y desde entonces ha permanecido ahí.

La destreza particular de Don Rayo se demuestra en su bicicleta turismo de rodada 28, con el antiguo sistema de frenos con varillas. Responde a las palancas de frenado como si fueran de disco. Si hay alguna persona que posea este modelo de “rila” o use frenos de palancas, y que frene en corta distancia, no me ha tocado verla aún. Esa inmensa mayoría tiene que detenerse calculando con anticipación extraordinaria su frenado.

Publicidad del taller de bicicletas El Rayo.

Publicidad del taller de bicicletas El Rayo.

La época de prosperidad del taller, en la década de 1970, permitió que patrocinaran equipos de beisbol, o pagaran publicidad en los cines de la época. Una pequeña placa de vidrio, con los datos de El Rayo, al modo de un proyector de diapositivas,era transmitida en los intermedios de las películas. Los cines eran “El Principal” y “El México”, por la calle Hilario Martínez, en la colonia Nuevo Repueblo.

El uso masivo de la bicicleta en Monterrey se reflejaba en la actividad intensa del Taller El Rayo. Por miles al mes, armaban las bicicletas que eran recibidas dentro de cajas que contenían las piezas sueltas de estas. Ya armadas y en funcionamiento, eran entregadas a mueblerías como el Surtidor del Hogar, Munsa, Casa Guajardo, o Gándara.

En los recuerdos de ambos personajes persisten escenas de un Monterrey irreal, en estos tiempos de horrible tragedia. Un recorrido para La Boquilla, saliendo de la colonia Independencia, cuando esa zona no tenía urbanización alguna, y fluía el agua limpia por el cerrado cañón.

Un paseo iniciado por la mañana, en la bicicleta, con rumbo al bosque de La Pastora. Rodando por la ribera del río La Silla, sintiéndose aventureros.

Un recorrido al valle que se forma entre la Loma Larga y la Sierra Madre Oriental, por donde ahora está la avenida Lázaro Cárdenas, entre San Pedro y Monterrey, para luego llegar a San Agustín, y descansar en un ojo de agua, ya desaparecido.

Taller de bicicletas El Rayo.Me gusta ir al taller El Rayo. En su casa de sillares, con poca luz, la plática sale natural, y como si la prisa de la ciudad se tornara en suave fluir. Luego ni nos queremos ir, porque aún en la despedida de la calle, proseguimos con las historias que no terminan.

Antonio Hernández.

t608138@gmail.com

~ por Antonio Hernández en 21 abril, 2013.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: