La vida en La Pastora | Antonio Hernández.


El escenario que prevalece en La Pastora es deprimente y con degradación. Cualquier elemento que integra este espacio, sea natural o de infraestructura, presenta condiciones que de modo urgente y en grados diversos requiere procesos de restauración.

En dos elementos quiero hacer énfasis. Uno se trata de las decenas de sabinos que lucen muertos, o siendo precavidos, no presentan signos visibles de vida. Esta pérdida coincide con los trabajos que Agua y Drenaje de Monterrey ha realizado en el río La Silla para rehabilitar un tubo de drenaje que va paralelo a este cauce. El daño es irreparable en el largo plazo, porque se requieren décadas, sino es que cientos de años para volver a ver sabinos como los que han muerto. Los tiempos que comprenden nuestras vidas no serán suficientes para ver la vida en pleno restablecimiento en esa zona.

Del mismo modo, una consecuencia de la intensa perturbación a la que se encuentra sometida la zona de La Pastora es la presencia cada vez más visible de especies de plantas invasoras. El disturbio ocasionado por los trabajos de urbanización que se hacen en la zona ha dado paso al registro de Arundo donax (carrizo), la cual es una de las especies invasoras que mayores daños ha causado a nivel planetario. A esta se suman arbustos de ricino, que se encuentran a lo largo de las riberas del río. Estas dos plantas han desplazado otras especies que crecen a la orilla del río, como son los renuevos de los mismos sabinos, o de álamos y sauces.

Lo degradante corresponde al zoológico. La evolución social de la especie humana en algún momento ha de comprender el respeto de todas las formas de vida. Recluir especies de fauna en condiciones adversas para su correcto desarrollo, no es la forma ética para sensibilizar a las personas sobre la existencia e importancia de la biodiversidad.

En La Pastora se tienen en exhibición elefantes, primates, cérvidos, llamas o avestruces. Es real que los sentidos quedan sorprendidos ante la presencia de estos animales, pero luego de ver el escenario en el que se encuentran, se advierte que no están en condiciones dignas y adecuadas a sus características naturales.

Es fantástico observar un elefante en La Pastora, a las faldas del Cerro de la Silla. Seduce observarlo trasladarse y enjarrarse la piel con lodo. Luego se inclina sobre sus rodillas para, incomprensiblemente, permanecer durante minutos así. Todo esto ocurre en asfixiantes dos mil metros cuadrados, extensión que se vuelve insultante, si la comparamos con densidades en zonas silvestres de 12 elefantes en 10 kilómetros cuadrados. Es ofensivo tener un elefante en esas condiciones. La vida que tienen los elefantes en La Pastora, en un continente alejado a miles de kilómetros de su sitio de distribución natural, debiera ser más digna si realmente se buscaran fines educativos con su presencia en nuestra ciudad.

Las imágenes permanecen en la mente después de observar la fauna cautiva en La Pastora. Es real el efecto de sensibilización, por lo hermoso de los animales, pero también por lo degradante de su encierro.

Podemos impulsar que la educación ambiental permanezca, porque en nuestra ciudad hay variados ejemplos de fauna carismática. Los peces nativos y endémicos que Arcadio Valdés, investigador de la Universidad Autónoma de Nuevo León, por décadas ha conservado en su laboratorio, podrían tener mejor destino en La Pastora. En este sitio, todos los peces que en alguna época existieron en nuestros ríos y manantiales, pueden ser mantenidos o reproducirse, a la espera de mejores tiempos en los cuerpos de agua de nuestra ciudad.

Ese es un conocimiento que puede ser asequible a mayores segmentos de la población en un sitio público como La Pastora. A partir de ello la conciencia de los efectos del crecimiento inadecuado de la metrópoli debe ser real. Eduquemos a la población con ejemplo locales y reales, sin que ello implique que fauna de otro continente deba ser sometida a reclusión indigna y sin sentido.

Bosque Mágico.

Los rumores de una concesión de terreno en el Bosque La Pastora a favor de Bosque Mágico son públicos. Este eventual despojo coincide con los senderos cerrados que conducen al Bosque (antes abiertos y accesibles) y al centro de entretenimiento de la empresa regiomontana Multimedios. Una concesión a favor de una empresa no debe ser tolerada y permitida. Después de la imposición del estadio de Rayados en la zona, todos los espacios de La Pastora deben ser destinados para el disfrute común de la población.

Antonio Hernández.

t608138@gmail.com

Anuncios

~ por Antonio Hernández en 28 julio, 2013.

2 comentarios to “La vida en La Pastora | Antonio Hernández.”

  1. Es muy triste ver y saber que esos espacios pudieran aprovecharse mejor para sensibilizar a la sociedad de Nuevo León. Quizás una de las “justificantes” más socorridas es “No tenemos Presupuesto”, pero quizá bajo ese argumento se auspicia un negro final…Dejarlo morir, y así podrá lastimosamente, en un futuro no tan lejano, se el perfecto estacionamiento para su “Gran Parque o como le quieran llamar”. Habrá que levantar la voz, aunque sin afán de sonar derrotista, tristemente, las palabras pensadas, solo pasan sin que la mayoría de la gente las entienda, porque esos ya tienen una idea comprada por los medios, de lo que “es bueno” y “malo”. Ojalá que la razón llegue pronto, y mientras haya gente que contra viento y marea lo haga, al menos, tendré una pálida esperanza de que todo cambie para bien. Gracias Toño y saludos a todos

  2. […] population. Au lieu de ça, les nappes phréatiques sont vidées, les rivières canalisées et les espaces forestiers construits. Dans un documentaire réalisé par un étudiant de Monterrey (Gustavo Cantú, 2012), Jaime Leal […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: